Sobre la actualización de Mac OS Yosemite 10.10

Pues si tengo que calificar la actualización del Mac OS a 10.10 (Yosemite), es de SUBLIME.
Ayer empece a hacerla sobre las 19:30 y a las 20:45 ya estaba descargada, instalada y configurada. Tuve que apagar el ordenador pues íbamos a cenar y ya era tarde activando previamente iCloud Drive.
Habiendo cenado y activado el iCloud Drive también en mi iPhone 6 y m iPad 2, observo ya en el sofá que la sincronización de lo poco que tenia funcionaba francamente mal, mejor dicho, no funcionaba.
Mil y una pruebas y nada. Ya a las doce y media me acuesto sin saber si iba a poder dormir: cosas que ofrece la tecnología.
A las cinco me despierto y cojo el iPhone de la mesilla y ya observo un funcionamiento mejor pues consigo poder eliminar mis archivos de Pages y volverlos a descargar desde la nube. Dejo el iPhone y un poco más sonriente, me dispongo a dormir el resto de la noche.
A las 08:15 me despierto y evidentemente ya no me podía dormir. Cojo el iPhone y el iPad y me voy al sofá para ver como funcionaba todo. Cual fue mi sorpresa cuando observo que la sincronización funcionaba de maravilla y sin haber hecho realmente nada. Las app´s que usaba para esta nube eran:
-Pages
-Numbers
-Downcast
-iA Writer Pro
Lo que hacia en un sitio iba al otro y al revés. Sincronización perfecta. Me imagino que se tendría que asentar todo.
Volviendo al principio de la entrada, no he podido encender el Mac hasta después de comer pues tenía que hacer cosas.
Lo enciendo, arranca y veo como todo está donde tenía que estar y funcionando como tenía que funcionar e incluso mejor (un Mac de 6 años). Todo con un diseño completamente distinto acercándose a iOS.
Ah, y la sincronización perfecta. Por cierto, tengo 6GB más libres en el disco.
Esta vez Apple ha hecho mucho mejor los deberes con Mac OS 10.10 que con iOS 8.