Samsung se mete con Apple

Feo, feo, feo, feo con creces. Estilo, diseño y gusto absolutamente nulo.

Pues eso.